Coria: Historia

Coria

Coria

Coria, Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Coria, es un municipio español de la provincia de Cáceres, Extremadura, formado por la ciudad del mismo nombre y los poblados de colonización de Puebla de Argeme y Rincón del Obispo.

Enclavada en la fértil Comarca del Valle del Alagón, Coria es hoy el principal núcleo histórico-artístico, comercial, administrativo y judicial del Noroeste de la provincia de Cáceres.

Los orígenes milenarios de la ciudad se remontan a la primigenia Caura, antiguo poblamiento vetton hacia el Siglo VII a.C. Tras la conquista romana de Extremadura (Siglo II a.C.), la nueva Caurium se convertiría en ciudad estipendiaria de la Lusitania. Y a partir del Siglo VIII, la Madinat Qüriya árabe sería plaza estratégicamente codiciada por islámicos y cristianos durante la Reconquista hasta su definitiva toma por Alfonso IX de León, en 1213. De tierra de realengo a señorío de condado y posterior título de marquesado ostentado por la casa ducal de Alba, en 1472.

El Casco Histórico Artístico, declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico, posee Edificios de carácter religioso como la Catedral Gótico-Plateresca (Siglos XV-XVIII), la Iglesia de Santiago Apóstol (Siglos XVI-XVIII) o el Convento de la Madre de Dios (Siglos XVI-XVII); Construcciones de signo militar como las Murallas Romanas (Siglo I) y el Castillo de los Duques de Alba (Siglo XV); Así como otras de tipo civil caso de la Cárcel Real (Siglo XVII), el Palacio de los Duques de Alba (Siglo XV-XVI) o los Puentes de Piedra (Siglo XVI) y de Hierro (Siglo XX).

El visitante podrá disfrutar de la frondosa ribera del río Alagón en el Paseo Fluvial de la Isla o en la fecunda Dehesa Boyal de Mínguez. Coria también ofrece a sus habitantes y turistas sus placenteras zonas verdes; caso del Parque de Cadenetas, Parque del Tamujal o el Jardín Botánico.

Asimismo, variada es también la oferta cultural que ofrece la ciudad al estar representada ésta por su rica gastronomía en restaurantes y eventos (Concurso de Pinchos y Tapas Medievales, y Coria Sabor Micológico), su tradicional artesanía y las huellas arqueológicas del pasado atesoradas en sus didácticos museos (Catedralicio y Cárcel Real), sus importantes pruebas deportivas (Descenso del Río Alagón a primeros de agosto), así como sus ferias y festivales (Feria Internacional del Toro en marzo, Festival Internacional de Teatro en julio e Internacional de Guitarra más el Jueves Turístico en agosto), y sus fiestas (Semana Santa, Romería de la Virgen de Argeme en mayo, Corpus Christi y Los Toros de San Juan del 23 al 29 de junio).

PREHISTORIA

PREHISTORIA

La fertilidad de la Vega del Alagón propició, desde los primeros albores de la Prehistoria, el asentamiento del hombre en hordas o bandas con el objeto de aprovechar estas tierras.

Esta primera evidencia humana detectada en el término municipal de Coria se desprende del elevado número de útiles líticos pertenecientes al Paleolítico Inferior (1.500.000 a 100.000 años a.C.), realizados en su mayor parte en cuarcita, aparecidos en diversos yacimientos datados a finales del Achelense Antiguo (aproximadamente 300.000 años a.C.) y esparcidos por diversos puntos de la terraza fluvial del río Alagón próximos a la pedanía de El Rincón del Obispo.

EDAD ANTIGUA

EDAD ANTIGUA

Fueron los vettones, estirpe de rudos caminantes pastores de etnia celta, quienes fundarían, allá por los siglos VIII al VI a.C., la primigenia Caura. Oppidum fortificada en la que asentaron sus hordas de ganado trashumante.Durante la conquista y posterior dominación romana de la península Ibérica, la antigua capital vettona se constituyó en Castrum Cecilium Cauriensis a partir del siglo I a.C., pasando por municipio estipendiario hasta alcanzar, durante el Bajo Imperio, la ciudadanía romana como núcleo integrante de la provincia de la Lusitania perteneciente al Conventus Emeritensis.

La agonizante caída del Imperio Romano en el año 476, precipitó el asentamiento de nuevos moradores procedentes de los limes del Imperio: suevos, vándalos, alanos y godos... lo que permitió que la antigua ciudad romana de Caurium se convirtiera, a partir del siglo VI d.C., en uno de los centros urbanos visigodos más importantes del noroeste extremeño dotado de Sede Episcopal como atestigua la firma del prelado “Jaquintus, episcopus cauriensis” en la Actas del III Concilio de Toledo (589).

EDAD MEDIA

EDAD MEDIA

Con la invasión y posterior ocupación de Hispania por el Islam (711), la nueva Madinat Qüriya musulmana se convertirá en un enclave estratégico muy importante durante la Reconquista, siendo disputada por cristianos y musulmanes al codiciarla ambos como plaza de defensa fronteriza, hasta su conquista definitiva por Alfonso IX de León (1188-1230), tras la que se inicia la repoblación de la ciudad al concedérsele Fuero, hacia 1227, que regularía la vida concejil entre cristianos, árabes y judíos.

La llegada del siglo XIV, trajo consigo para la corona de Castilla toda una serie de conflictos político-sociales como consecuencia del esfuerzo centralizador de la monarquía frente al incipiente deseo de la nobleza de ampliar sus posesiones territoriales.Motivos suficientes éstos que sirvieron para que la ciudad perdiera su condición de realengo y se convirtiera en cabecera de Condado; posesión que pasaría por compraventa, en 1472, a manos del Ducado de Alba, título al que desde entonces se le añadiría el de Marquesado de Coria.

EDAD MODERNA

EDAD MODERNA

Durante todo el siglo XVI, la expansión vislumbrada en los sectores del comercio y la artesanía gracias a los estímulos y protecciones, tanto de ferias, como de mercados realizados en el siglo anterior por los Reyes Católicos (1474-1517) y el importante Descubrimiento de América (1492), propiciaron una época de relativa prosperidad económica que condujo a un sensible aumento poblacional y al levantamiento de numerosas construcciones civiles y religiosas a nivel local y nacional.

No obstante, también conoció esta tierra cauriense los avatares de los conflictos que se fueron sucediendo durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Desde el acompañamiento al levantamiento de las Comunidades de Castilla en 1521 bajo el reinado de Carlos I (1517-1555), a la Guerra de Secesión Portuguesa de 1640 que acabaría con la independencia del vecino reino portugués durante el reinado de Felipe IV (1621-1665), y la Guerra de Sucesión Dinástica a la Corona Española (1700-1714) entre las Casas Reales de los Austrias y los Borbones que se saldaría con la proclamación de Felipe V de Anjou (1700-1746) como nuevo y primer rey Borbón de España.

EDAD CONTEMPORÁNEA

EDAD CONTEMPORÁNEA

El siglo XIX irrumpió en el concierto histórico de la ciudad con la opresión del yugo imperialista napoleónico francés. Hasta las puertas de Coria, devastándola y asolando sus campos, llegó el general Junot al topársela en su camino en la campaña de sometimiento llevada a cabo sobre la región de Extremadura, en 1811, durante la Guerra de Independencia (1808-1813).

Mas, no será éste el último enfrentamiento que tuvo que padecer esta milenaria ciudad pues, tras la abolición de la doctrina absolutista en favor de las revolucionarias ideas liberalistas decimonónicas, Coria y su partido vivieron los infortunados episodios de la Guerra Civil Española (1936-1939). Sin embargo, la historia actual nos revela ahora otros datos más alentadores de esta ciudad que empezó a caminar hace milenios, sabiendo aglutinar su pasado histórico con un presente dinámico y emprendedor, para convertirse en un núcleo atractivo y floreciente que busca, en la industrialización y el turismo, su despegue económico definitivo al objeto de impulsar y mejorar el estatus socioeconómico de la población.

Compartir

Google Play QR

Google Play QR

App Store QR

App Store QR